San Muñoz – Alba de Yeltes

Datos Técnicos

  • Distancia: 24.6 Km.
  • Altura inicio/final: 778 m. / 789 m.
  • Desniveles acumulados: +324 m., -313 m.
  • Cartografía Instituto Geográfico Nacional MTN25: 501-II, 501-IV, 502-I

Recomendaciones

Etapa de largo recorrido sin ninguna población intermedia, ni posibilidad de aprovisionamiento, ni agua potable. Antes de partir se deberá haber previsto esta circunstancia y sobre todo en épocas veraniegas cargar con agua suficiente para toda la etapa. En época de lluvias, puede ser necesario hacer algún desvío para vadear la rivera de Cabrillas y el río Yeltes.

De vado en vado

Nos encontramos ante la que probablemente sea la etapa más “salvaje” de este camino. A la falta de poblaciones intermedias, hay que unir que nos esperan varios vadeos a pie de riachuelos, riveras y ríos como el Yeltes. Por ello habrá que tomar las debidas precauciones en época de lluvias abundantes y buscar alternativas dando algún pequeño rodeo. Estos vadeos eran habituales en los trazados de las cañadas, ya que facilitaban que el ganado bebiera. En algunos tramos de la Cañada Real, la falta de paso de ganado y vehículos no deja más que un pequeño sendero entre los arbustos y las jaras. A cambio de estos pequeños inconvenientes, el entorno natural nos proporciona un paseo muy bello, con algunas vistas inolvidables del campo charro.

El camino parte de San Muñoz, por la carretera que lleva a Boadilla y a la N-620, cruzando el río Huebra por el puente de la carretera. Siguiendo por la cañada, aprovechando el espacio sin asfaltar, pasamos por Villa Adelfa Camino Torres y, un poco después del kilómetro 4 de la carretera, un camino a la izquierda nos vuelve a adentrar en la dehesa, pasando por lugares con topónimos pastoriles como Mostrencos, Valdemerina o Las Majaditas.

Llegamos a la carretera que a la derecha llevaría a Santa Olalla de Yeltes y a la izquierda a Cabrillas. En este punto debemos tomar una decisión acerca de como pasar la rivera de Cabrillas. La decisión podría basarse en como hemos encontrado los vadeos de las anteriores etapas, teniendo en cuenta que este suele estar más embarrado. La primera opción es, como hace el trazado de la cañada, Camino Torres descender la pronunciada pendiente para vadear la rivera de Cabrillas. La segunda opción sería andar 300 metros a la derecha por la carretera hasta encontrar una pista que baja a la izquierda y seguir las indicaciones que aparecen en el mapa específico para este vadeo que aparece en esta página. En este caso la rivera se pasa por un puente sin necesidad de vadear, y casi sin rodeo confluimos de nuevo a la cañada.

A partir de aquí nos esperan diez kilómetros por la cañada, que se encuentra muy cerrada por la vegetación, de forma que queda únicamente un estrecho sendero para continuar nuestra marcha. En una nueva bajada pronunciada, en un lugar muy bello, vadeamos sin demasiados problemas el Arroyo de la Fresneda. Finalmente, nos cruzamos con una pista asfaltada que a la derecha lleva a la Casa de Valdejudío y a la izquierda nos llevaría a Aldehuela de Yeltes. Camino Torres Desde aquí tenemos un vista espectacular del valle del río Yeltes. Descendemos una pendiente pronunciada por un terreno muy descarnado, con unas bonitas cárcavas arcillosas, atravesando dos porteras, que nos permiten atravesar una finca muy agradable, caminando entre encinas. Iremos a dar al río Yeltes, que en épocas secas se atraviesa sin problema ya que o no llevará agua, o al ser poco el caudal y el lecho del río de cantos rodados se puede hacer el vadeo sin problemas. En épocas lluviosas, sin embargo, el río puede llevar un gran caudal. En este caso no arriesgaremos y giraremos a la izquierda, yendo muy próximos a la orilla del río, para después de aproximadamente un kilómetro encontrar un puente que pasaremos sin problemas. A continuación, desharemos lo andado, próximos a la orilla del río por el otro margen, hasta ir a dar donde habríamos llegado caso de haber podido hacer el vadeo. Puede consultarse el mapa específico para el vadeo del río Yeltes que aparece en esta página.

Una vez resuelto el paso de este obstáculo natural Camino Torres continuamos entre encinas, pasando una nueva portera, hasta ir a dar al camino de Robleda, que tomamos a la derecha, abandonando el trazado de la cañada y dirigiéndonos, ya sin sobresaltos, hasta la agradable población de Alba de Yeltes, donde reposaremos nuestros cansados huesos. La gente de Alba de Yeltes, encabezados por Jacinto Martín, hospitalero del pueblo, nos darán una calurosa acogida. La población cuenta con un albergue de peregrinos, bares, tiendas y piscina.

Alternativa a los vadeos

Rivera de Cabrillas

Río Yeltes

Fotos del camino


Mapas de la etapa

Perfil

Alojamiento y otros servicios
Alba de Yeltes

  • El Ayuntamiento de Alba de Yeltes ha habilitado un local para descanso de los peregrinos. Se encuentra ubicado en las antiguas escuelas y las llaves las tiene Jacinto Martín.
  • En Alba de Yeltes se encuentran el “Bar Nilo” y el “Bar-Restaurante Casa Juan”. Ambos abren todo el año.

Enlaces

Tracks


Los comentarios están cerrados.