Trancoso – Sernancelhe

Datos Técnicos

  • Distancia: 27.3 Km.
  • Altura inicio/final: 867 m. / 763 m.
  • Desniveles acumulados: +481 m., -584 m.
  • Cartografía Carta Militar de Portugal 1:25000 : 159, 169, 170

Citas de Torres Villarroel

  • Peregrinación al Glorioso Apóstol Santiago de Galicia

Adelante con la Cruz,
dije y proseguí la estrada
a Ponte de Abad, que Dios
dé a sus ojos cataratas.

  • Vida

Desesperado con la asistencia y la ignorancia de este bruto dotor, determiné que un lego enfermero de la casa me diese un botón de fuego entre tercera y cuarta vértebra del espinazo, para que, abriendo una fuente en este sitio, se viniese a este conducto la destilación que corría precipitada a los pulmones. Con la esperanza de esta medicina, dictada a mi antojo, y sin temor a mi flaqueza ni a las injurias del temporal, me mudé a Ponte de Abad, lugar en donde, por la misericordia de Dios, no había médico ni boticario. Con la falta de estos dos enemigos, con mucha paciencia y el consuelo de ir palpando las buenas noticias que daba mi albañal, me vi libre en pocos días de tan rebelde y desesperada dolencia.

Recomendaciones

Etapa de largo recorrido, con dos subidas pronunciadas, una en la primera parte de la etapa y otra al final, para llegar a Sernancelhe. Por tanto, deberán guardarse fuerzas para esta subida final. Para recuperar fuerzas, puede hacerse una parada en Ponte do Abade, donde hay bares y tiendas.

A la orilla del río Távora.

Desde la espectacular atalaya de Trancoso no queda otra opción Camino Torres que descender en primer lugar por la Fraga Acavalada, con sus bellos berrocales, hasta la Ribeira do Vale Azedo en Sintrão.

Después de cruzar el riachuelo y pararnos a ver el empedrado de los restos de unas posible vía romana, Camino Torres remontamos un desnivel pronunciado atravesando entre pinos la Mata da Caldeira. Cuando llegamos arriba nos cruzamos con una pista ancha en que vemos marcas del GR 22, que ya habíamos encontrado en Almeida. Cruzamos la carretera y nos vamos acercando a las orillas del río Távora.

En las proximidades de Vila Novinha, donde no llegamos a entrar, cruzamos la Ribeira de Rio de Mel por un pontón de piedra y enseguida vamos a dar a la orilla del río Távora Camino Torres a la altura del precioso Ponte Nova que no atravesaremos, pero que está ubicado en un bello rincón donde podemos disfrutar de una agradable parada. Este es uno de los dos puentes que aún sobreviven de los cinco puentes antiguos que permitían cruzar en distintos puntos el río Távora.

Los terrenos cercados Camino Torres de la Quinta do Ferro impiden que sigamos a la orilla del río Távora y debemos hacer un desvío por carretera y luego por pistas hasta la bonita población de Benvende. Poco después, por un camino y bosque muy ameno, volvemos a recuperar la orilla del río Távora, para cruzarlo.

Seguimos Camino Torres a la orilla del río Távora una largo trecho y pasamos por las aldeas de Peroferreiro y Lezírias, alternando tramos de asfalto tranquilo y pistas de tierra, hasta que avistamos las primeras casas de Ponte do Abade.

Camino Torres Cruzamos el bello puente que da nombre a la población y, dejando atrás el río Távora, ascendemos por un agradable camino entre castaños hasta la preciosa Vila de Sernancelhe “Terra da castanha”, que nos espera con su iglesia románica del siglo XII dedicada a São João Baptista.

Fotos del camino


Fotos de Sernancelhe

Mapas


Perfil

Enlaces

Tracks

Los comentarios están cerrados.